Menú
TwitterRssFacebookGoogle Plus
Categorías

Publicado en 21/06/2014 el Construcción | 0 comentarios

Entra en servicio el túnel del Centro Botín en Santander

Entra en servicio el túnel del Centro Botín en Santander

En la tarde del 21 de junio de 2014 se ha puesto en servicio el paso inferior del Centro Botín de Santander, en lo que es el primer hito de una intervención urbanística promovida por la Fundación Botín y que modificará históricamente la ciudad al permitir que el centro se una definitivamente a su bahía gracias a la ampliación de los Jardines de Pereda.

En la apertura al tráfico han estado presentes la directora de Relaciones Institucionales e Internacionales de la Fundación Botín, Carolina Botín; el presidente de Cantabria, Ignacio Diego; el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna; y el presidente de la Autoridad Portuaria, José Joaquín Martínez Sieso. Junto a ellos ha estado el director general de la Fundación, Iñigo Sáenz de Miera; la project manager de Bovis, Ana Palencia; y responsables de las empresas constructoras OHL y ASCAN.

Las autoridades han destacado la oportunidad que supone para la ciudad la desaparición del tráfico en un punto tan sensible como el muelle así como la próxima fusión con el centro urbano a través de unos Jardines de Pereda ampliados al doble y transformados. Tanto el paso inferior como los Jardines de Pereda serán inaugurados de manera oficial el próximo 22 de julio.

21062014-tunelcb-public

La obra del túnel comenzó el 8 de noviembre de 2012 y ha supuesto una inversión  de 15 millones de euros aportados íntegramente por la Fundación Botín dentro del proyecto del Centro Botín. Este nuevo acceso permitirá un tráfico de 6,7 millones de vehículos en sentido oeste-este (sentido Marqués de la Hermida a Puertochico) y de 6,2 millones en sentido este-oeste (sentido Puertochico–Calle Castilla).

El paso inferior del Centro Botín permite la unión peatonal de los muelles de Maura y de Albareda con los Jardines de Pereda; y, por extensión, con la trama urbana de Santander, al eliminarse la barrera que supone el tráfico de vehículos por el Muelle. Además, mejorará la capacidad del tráfico de vehículos al quedar eliminada la regulación mediante semáforos, y se logra que los accesos a los aparcamientos de Alfonso XIII y Cachavas mantengan, o incluso mejoren, sus capacidades actuales.

El tráfico en este punto se soterra en una longitud de 219 metros, que son los que se habilitan para unir peatonalmente el frente marítimo con el centro histórico, comercial y social de la ciudad. La infraestructura tiene una longitud total de 372 metros, de los cuales 219 están soterrados y el resto se reparten en 87 metros para la boca oeste y 66 metros para la boca este.

La sección transversal consta de dos aceras laterales de 1,20m de ancho, dos carriles por sentido de 3,40m de ancho, cada uno y una zona intermedia de 1,50m, con dos arcenes de 0,50m y una barrera de contención central, hasta formar un ancho total mínimo de 17,50m. En todos los puntos de la calzada, situados en el área enterrada, se garantiza un gálibo mínimo vertical de 5,00m.

En el interior del paso inferior, en el sentido de tráfico oeste-este, se habilita un acceso para todos los vehículos que deben dar servicios relacionados con el Centro Botín, para que puedan desarrollar sus funciones sin transitar por la superficie peatonal situada en el entorno del edificio.

Publicar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *